fbpx
Today: Dec 3, 2020
Today: Dec 3, 2020

Escuela de Padres: Ideas simples para estimular el lado Científico de nuestros niños.

La investigación, clave para el desarrollo científico

Todos los seres humanos nacemos con la capacidad innata de investigar.  Desde niños nos hacemos preguntas sobre una variedad de cosas que pasan por nuestra mente.  Buscamos la manera de que esas preguntas sean contestadas, ya sea por otra persona a la que le preguntemos o por investigar por nuestra cuenta.  Estudios indican que los niños piensan como científicos y sabemos que es así;  su forma natural de cuestionar, experimentar y llegar a conclusiones nos lo confirman.  Por tal motivo, estimular su curiosidad a descubrir el mundo, la naturaleza y sus leyes,  debe ser parte de nuestro rol como padres interesados en que nuestros hijos desarrollen sus capacidades intelectuales.

El método científico es la parte fundamental de la ciencia. Se define como un conjunto de pasos ordenados que se emplean para adquirir nuevos conocimientos.  Se basa en experimentar, medir y debe estar sujeto a razonar.  Todos en algún momento cotidiano lo implementamos inconscientemente.  Veamos un ejemplo sencillo:

Coloco mi biblia en un lugar específico constantemente, observo que la biblia no está en ese lugar y me pregunto: ¿Dónde estará? Establezco una hipótesis: alguien la movió o la dejé en otro lugar. Le preguntó a las personas que viven en mi hogar, si alguien la ha visto o la movieron de lugar (experimentación), como nadie la ha visto, verifico en el carro a ver si la dejé allá (creo una teoría). La encuentro en el carro y establezco la conclusión: no estaba en el lugar de siempre por que la había dejado en el carro.

Como podemos observar el método científico lo usamos regularmente sin darnos cuenta, pero podemos hacer algunas cosas en casa que estimulen a nuestros chicos y chicas a usarlo en una forma más consciente y que despierten su deseo de investigar.  Les comparto una forma simple de trabajar el mismo con ellos:

Paso 1: Hagan una pregunta: ayude a su hijo(a) a formular una pregunta. (¿Cuál de estos tres objetos piensas que flotará en el agua?) En este paso solo hacemos la pregunta, no la contestamos.

Paso 2: Investigar el tema: Puede ser una conversación informal, tal vez hayan visto un programa de televisión sobre el tema o en algún libro.  (Nunca podemos subestimarlos).  El objetivo es incentivar la tarea del pensamiento.

Paso 3: Elaborar una hipótesis: Pregúntele a su hijo(a): ¿Crees que el tornillo se hundirá o flotará?

Paso 4: Prueben su hipótesis haciendo un experimento: ¡Llegó el momento de investigar!  Ayude a su científico a realizar el experimento, aliéntelo a que sea un observador muy atento de todo lo que sucede.  Hablen de los pasos a seguir durante el experimento.

Paso 5: Analicen los datos y lleguen a una conclusión:   Este paso se trata de los resultados.  Pregúntele a su hijo(a): ¿Qué sucedió durante el experimento? El tornillo, ¿se hundió o flotó?  En este momento se contesta la pregunta del paso 1 y se confirma la hipótesis realizada en el paso 3.

Paso 6: Compartan los resultados: Anime al niño(a) a hablar con otras personas (hermanos, primos, abuelos, entre otros)  sobre el experimento; lo que hizo y lo que aprendió.

A continuación les comparto algunos experimentos básicos que me di a la tarea de recopilar  y que pueden realizar con sus hijos en casa para compartir con ellos el proceso científico: (Recuerden usar los pasos mencionados anteriormente)

 

Experimento: ¿Flota o se hunde?

Proceso: Llena dos vasos con agua de la pluma. Añade 6 cucharadas de sal en uno de los vasos  y mezcla bien con una cuchara hasta que la sal se haya disuelto completamente en el agua.  Coloca un huevo crudo en cada vaso y observa cuál de los huevos flota y cuál se hunde.

Discusión: ¿Qué hace que el huevo flote en el agua salada? Se trabaja con el tema de la densidad, que se refiere a la cantidad de materia contenida en un espacio o volumen determinado.  El huevo que estaba en el agua salada flotó debido a que el agua salada es más densa que el agua de la pluma sin sal, por las moléculas de sal que contiene.

Adaptación: Arbolabc.com (Mayo, 2020). Experimento del huevo en agua salada.

Nivel avanzado: Se añade un vaso adicional con vinagre en vez de agua para trabajar el concepto de osmosis.

Experimento: ¿Cómo afecta la Coca Cola a mis dientes?

Proceso: Agrega un huevo de color blanco cocido en vaso lleno de agua y otro en un vaso lleno de Coca Cola o Pepsi.  Ten mucho cuidado al hacerlo para evitar romper la cáscara.  Déjalos reposar durante 24 horas.  Al día siguiente, observa lo que le sucede a cada huevo.  Toma nota de estas observaciones.  A medida que pasa el tiempo, habrás notado que el refresco manchó el huevo, mientras que el huevo sumergido en el agua conservó su color.  Las manchas marrones se deben en gran parte de un ingrediente del refresco conocido como ácido fosfórico.

Discusión: El esmalte es la superficie protectora de nuestros dientes.  La cáscara de huevo se parece al esmalte de los dientes en textura, color y composición. Tanto la cáscara del huevo como el esmalte de los dientes están compuestos por minerales que contienen calcio.  El ácido fosfórico presente en los refrescos es el responsable del sabor de éstos, pero al igual que la cáscara del huevo, el esmalte de nuestros dientes se debilita con el mismo. Por tal motivo nuestros dientes serán más susceptibles a caries y manchas.   Así que no se debe tomar mucho refresco y hay que cepillarse los dientes con la frecuencia debida.

Adaptación: Arbolabc.com (Mayo, 2020). La gaseosa y tus dientes.

Experimento: Un volcán en casa

Proceso: El primer paso es preparar la masa para el volcán, para esto corta una botella plástica de padrino de refresco y cúbrela con arcilla o arena formando una montaña.  No olvides dejar libre la boca de la botella.  Con un embudo llena la botella hasta la mitad con agua tibia y unas gotitas de colorante de alimentos, preferiblemente rojo.  Luego, coloca alrededor de 6 gotas de líquido de lavar platos, 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y por último vinagre.  Observa tu volcán en erupción  y no olvides hacer tus anotaciones.

Discusión: ¿Qué causó la “erupción” de nuestro volcán? La erupción se debe a una reacción química entre el vinagre (ácido) y el bicarbonato de sodio (base).  Al mezclar estas sustancias se produce dióxido de carbono, que obliga al contenido de la botella a salir del volcán.  Cuando se mezcla un ácido  y una base, reaccionan para neutralizarse entre sí,  lo que resulta en la producción de sal y dióxido de carbono en el proceso. Algo muy similar sucede en los volcanes verdaderos cuando hacen erupción.

Adaptación: Arbolabc.com (Mayo, 2020). Un volcán en casa.

Experimento: Investiguemos en los alrededores

Proceso: Den un paseo por el patio de su casa o por los alrededores del lugar donde viven y permita que el niño fotografíe todas las especies de animales que encuentre (lagartijos, pajaritos, gatos, sapos, perros, etc). Luego prepara una lista de todas las especies que fotografió y clasifica las mismas. Dependiendo de la edad de niño, puede clasificarlas en mamíferos, aves, reptiles, peces o anfibios.

Discusión: Los animales tienen muchas formas de ser clasificados.  Se pueden clasificar en vertebrados e invertebrados y cada una de ellas tienen sus distintas clasificaciones.  Promueva que si el niño o joven no conoce la clasificación del animal que fotografió investigue en internet la clasificación del mismo.

Experimento: La pimienta que huye

Proceso: Llene un plato hondo de agua.  Esparce un poco de pimienta negra molida en el agua.  Introduce un dedo en el centro del agua y observa que sucede.  Luego échate un poco de jabón de manos en el dedo y vuelve a introducir el dedo en el agua y observa lo que sucede.  Realiza las anotaciones.

Discusión: Cuando introduces el dedo con jabón la pimienta se alejó del centro del plato.  Esto se debe a que la pimienta flota sobre la superficie del agua donde hay una capa de agua más firme llamada tensión superficial.  Al introducir el jabón la tensión superficial disminuye en el centro haciendo huir la pimienta.  Nota: Este experimento es ideal en estos tiempos de la pandemia para explicarle a los niños lo que sucede con el virus cuando nos lavamos las manos con agua y jabón.

Realmente esto es una pequeña muestra de un sin número de actividades científicas divertidas y a su vez educativas que existen para incitar a nuestros niños y jóvenes a investigar. Lo importante es propiciar el momento y dar rienda suelta a la creatividad, esto permitirá que comiencen a pensar y a planificar como lo hacen los científicos.

Y no olvidemos aprovechar las actividades donde se trabaja con la naturaleza para recordarles a nuestros hijos las maravillas creadas por Dios.

“Porque toda casa tiene su constructor, pero el constructor de todo es Dios” Hebreos 3:4 NVI

 

¡Dios les bendiga!

Mrs. Amabel Soto

Avatar for Frances Gonzalez
Admin-Editor

Leave a Reply