fbpx
Today: Dec 2, 2020
Today: Dec 2, 2020

Escuela para Padres: El manejo del tiempo – La computadora y el televisor

Una de las decisiones que desde el principio tomamos como padres fue: NO proveer computadoras como tampoco televisores a nuestros hijos en sus cuartos.

Durante un tiempo largo en casa, solo hubo una computadora. Ya entrado los años universitarios (por razones obvias y con las debidas advertencias) algunos tuvieron que adquirir sus propios equipos. Pero durante el máximo tiempo posible, nuestra única computadora estaba colocada en un lugar visible a todos, con los códigos y configuraciones de seguridad pertinentes. Ella era usada para asignaciones, para trabajo y para jugar también. Todo tenía su tiempo, supervisado de manera adecuada.

No traspases los linderos antiguos que pusieron tus padres. Proverbios 22:28

Es necesario establecer límites y fronteras claras y una vez establecidas, ver que no sean traspasadas. Se requerirá madurez, persistencia y mucha firmeza pero, abundante amor.

Por otro lado, el que quería ver televisión en casa, tenía que hacerlo en familia. Allí nosotros como padres podíamos supervisar qué se iba a ver, determinar cuándo se prendía y a qué hora se apagaba dicho televisor. Por supuesto mis hijos tenían la libertad para prender el televisor, pero era mi oportunidad para consultar si habían cumplido con sus responsabilidades escolares, donde estaban sus prioridades y hacerlas cumplir cuando estaban mal colocadas.Television

Ahora son muchos más los retos con los cuales tenemos que lidiar; juegos de video (en casa y por conexión internet en vivo), películas y juegos a demanda por computadora, televisión, IPAD, teléfono etc., etc. Es interminable la oferta así como los peligros y retos que le acompañan. Pero recuerde, usted y solo usted es quien le provee acceso a su hijo. Usted es quien determina horarios, tiempo y forma.

Yo le invito sin embargo, que con sabiduría de Dios ustedes se presenten antes sus hijos como padres que saben tener balance en sus vidas. Establezcamos limites y fronteras pero también seamos parte de su vida de juegos y esparcimiento.

Veamos con ellos sus programas, vídeos y películas favoritas (aunque la tengamos que ver 100 veces ¡¡¡jaja!!!). Si son aficionados a juegos de vídeo, siéntese y disfrute con ellos. Creo que mi hijo Samuel, en ocasiones se alegraba de mi compañía y de cómo gritaba emocionada y le decía: ¡Sammy, tírale, dale, ayyy noooo, te mataste! Yo era su fanática número uno. (¡jijiji!!). Nunca aprendí a jugar estos juegos, pero aprendí los nombres de los personajes, (los malos, los buenos, las princesas, los héroes….) Entonces se convertían en temas de conversación; ¿Por cual tabla vas? ¿Ese juego es “RPG”? ¿Cuántas vidas tienes? —ilimitadas—,¡¡¡wow !!!!  Cuando mis hijos entraban a su mundo de fantasía, no se aislaban, yo entraba allí con ellos….

Y finalmente padres, la mejor manera de enseñar a nuestros hijos es comunicándolo a través de nuestros ejemplos. Ellos manejarán su tiempo correctamente solo en la medida en que nosotros seamos sus modelos.  ¿Cómo usas tu computadora o televisor? ¿Eres prudente con el tiempo que le dedicas? ¿Le das prioridad a tus hijos y a tu hogar antes que a estos? ¿Eres honrado y puro con el uso que le das a estos instrumentos?

La próxima semana hablaremos del tiempo y la iglesia…..

Edith Carrero - La esposa del Pastor

Leave a Reply