fbpx
Today: Dec 1, 2020
Today: Dec 1, 2020

Escuela para Padres: Tus hijos y las responsabilidades en el hogar: Parte Uno

En asuntos de limpieza, mi mamá era sumamente obsesiva; en este tiempo mis hijos dirían “un freak de la limpieza” (jijij!!). ¡Así que podrán imaginar cual era su reacción al visitar mi casa en la que habitan cuatro niños! Yo aprendí muy buenas lecciones de ella, pero en el camino descubrí lo valioso de tener balance al enseñarle a mis hijos respecto a sus responsabilidades y sobre todo las razones profundas para atenderlas de manera diligente.

Hoy día mas que nunca, es imprescindible equipar a nuestros hijos con destrezas que los ayuden a cuidarse a sí mismos y de sus hogares. Sea para aquello que ellos hayan escogido ser o cualquiera que sea el llamado de Dios para sus vidas,  estas destrezas de vida le servirán para desenvolverse con confianza en el futuro.

Por otro lado, mis amados padres, si hay algo que quiero que recuerden de esta lectura es la siguiente: siempre resolví en mi corazón que mis hijos entendieran cuáles eran sus responsabilidades como tales. En muchas ocasiones ellos resistían tener que renunciar a algo que les gustaba; dormir hasta tarde, dejar de ver la televisión, escuchar música, ver el vídeo, jugar balón, ir con los amigos, etc.-  y en su lugar – levantarse temprano, recoger, limpiar, organizar, pintar, salir a comprar o buscar algo a la tienda, etc. y quiero añadir cumplir con sus estudios académicos y sacar buenas notas.

Pero yo me mantenía firme y con amor les exigía y les hacia entender que era su responsabilidad, pues ellos no son huéspedes, son hijos y partes una familia. Por lo tanto, de la misma manera en que disfrutaban de los beneficios y privilegios de ser parte de esta, así  mismo, tenían que asumir responsabilidades. Todo privilegio conlleva responsabilidades.

Recuerdo que en ocasiones les decía: “papá y mamá no somos sirvientes, levántate y ve a hacer lo que te mandé”. Y esto significaba verlos cumplir con caras de enfado, pero pensaba en mi corazón, el enfado no le va a durar toda la vida, pero la lección vida si. Luego los abrazaba, les decía que los amaba y que lo habían hecho bien.

Sin embargo, como es natural donde hay niños siempre habrá un desorden razonable. En nuestro hogar lo había, pero cuando era tiempo de recoger todos participaban según su capacidad. A medida que crecieron se les asignaron tareas rutinarias especificas, por ejemplo, limpiar baños, lavar y doblar ropa, fregar trastes, lavar el garaje. En esta última tarea en particular gozaban de lo lindo, buscaban los trajes de baño, limpiaban un minuto y el resto de tiempo: ¡a resbalar de barriga en el piso enjabonado y mojarse con la manguera! Demás está decirles que el piso y los niños terminaban muy limpios, pero el detergente tenía que estar sujeto a supervisión escrupulosa de lo contrario desaparecía en una sola lavada, ¡jajaja!

Papá, mamá; lo importante es que nuestros hijos puedan entender que sus responsabilidades, tan engorrosas como puedan ser, tienen que ser afrontadas con una buena actitud. Primeramente porque es un mandato de Dios:Ariana fregando

Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Efe. 6:1.

Segundo, porque es un mandato de Dios que conlleva promesa de vida; y esto, más que para los hijos nos habla como padres, ya que si sembramos temprano nuestros hijos amarán al Señor y no morirán jóvenes en las calles:

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da. Éxo. 20:12

Y finalmente, porque al desarrollar estas destrezas, podrán hacer frente a los retos del mundo real.

Ahora en esta etapa de nuestra vida ponemos nuestro granito de arena con los nietos…..

Edith Carrero - La esposa del Pastor

Avatar for Frances Gonzalez
Admin-Editor

Leave a Reply