fbpx
Today: Apr 13, 2021
Today: Apr 13, 2021

Notas de Pastor MJ: Dios sana tus dolencias

Al comienzo de un nuevo año, podemos elegir hacer las cosas de una manera distinta. Uno de los cambios que podemos realizar es poner nuestra mirada en las promesas del Señor. Tenemos como algo seguro, múltiples garantías de esperanza, múltiples beneficios, que Dios ha prometido para nosotros en su Palabra. La semana pasada hablábamos acerca del privilegio de poder comenzar de nuevo, sabiendo que nuestras faltas han sido perdonadas, porque Dios es el que perdona todas nuestras iniquidades. Pero los beneficios del Señor no acaban ahí. Mira lo que dice la Palabra:

Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; (Salmo 103:2-3)

Tenemos como garantía de esperanza que contamos con un Dios que sana todas nuestras dolencias. Yo creo en el poder del Dios que sana. Yo lo he visto en innumerables ocasiones operando en sanidad en mi vida, en la vida de mis hijos y de toda mi familia. Pero la sanidad de Dios no se limita a dolencias físicas. Hay otros tipos de dolencias del alma y del corazón que necesitan ser curadas. Todas aquellas cosas que te causan malestar pueden ser sanas por el poder del Dios que sana todas tus dolencias.

Hay una pregunta que tienes que hacerte ¿Cuántas dolencias llevas a cuestas? Están los dolores de aquello o aquellos que te marcaron, que te hirieron, que te rechazaron. Están los dolores de lo que fue y ya no es, o de lo que pudo haber sido pero nunca se concretó. Están los dolores producto del cansancio del camino, de las lastimaduras que han resultado por el esfuerzo constante, un esfuerzo que no ha sido retribuido como esperabas. Están los dolores de los sueños rotos, de las esperanzas fallidas. Están los dolores de la soledad, del quebranto del alma por la compañía que ya no está. Están los dolores de la decepción, los dolores de la frustración, los dolores de la traición, los dolores de la injusticia, los dolores de la opresión, del maltrato y de la violencia; en todas sus vertientes. Tus dolores pueden ser muy reales, muy latentes pero si hacen una morada permanente en tu corazón no vas a poder moverte en pos de lo que Dios ha prometido para ti. Es ahí cuando te toca acudir al Dios que sana todas tus dolencias. Dios tiene maneras hermosas de tratar con su tierno amor a todos aquellos corazones que están dolidos; para traer sanidad. Solo basta con acudir a él y él sanará todas tus heridas.

Comienza este nuevo año recordando los beneficios de Dios. Tienes múltiples promesas de esperanza, todas garantizadas por medio de la Palabra de Dios. Trae tu dolor y tu enfermedad delante de la presencia de Dios y pídele que te sane, para que puedas vivir en el 2021 a plenitud, disfrutando de todo aquello que Dios tiene para ti.

Leave a Reply