fbpx
Today: Nov 29, 2020
Today: Nov 29, 2020

Notas del Pastor MJ: Escucha la voz de Dios

Uno de mis pasatiempos favoritos es ir a correr bicicleta y uno de los lugares que más me agrada para hacer esto es el Parque Lineal de Bayamón. Este parque tiene un área en uno de sus extremos en donde uno puede llegar a la desembocadura del Río Hondo y la del Río Bayamón. Un dato curioso es que ese es uno de los pocos lugares en el mundo en donde se puede ver la desembocadura de dos ríos, de forma simultánea. En ocasiones, me gusta detenerme en este lugar para tener un tiempo de oración y meditación mientras disfruto de la vista del mar y el sonido de las olas en la costa. El único detalle es que justo detrás de este lugar, hay un puente que pasa sobre ambos ríos y dependiendo del tráfico y la hora, el ruido de los carros puede convertirse en un distractor. De modo que es necesario hacer un ejercicio mental; prestarle atención al ruido de los carros o al sonido de las olas y el mar. Traigo a colación esa experiencia porque a nivel espiritual debemos hacer el mismo ejercicio.

Hay muchos ruidos a nuestro alrededor que provienen de una gran cantidad de fuentes, todas distintas. Esos ruidos amenazan con desestabilizar nuestro ser e intentan robar la paz de nuestro corazón. Nos toca decidir si vamos a prestarle atención a los ruidos o si vamos a prestarle atención a lo que nos quiere decir el Señor.

Escucharé lo que hablará Jehová Dios; Porque hablará paz a su pueblo y a sus santos, Para que no se vuelvan a la locura. (Salmo 85:8)

La voz de Dios fue aquella que creó los cielos y la tierra. La voz de Dios es capaz de calmar los vientos y la tempestad. Dios es capaz de decir la palabra y será hecho, conforme a nuestra necesidad. Dios tiene el poder de hablar y traer paz a nuestro corazón. La pregunta importante es la siguiente: ¿A qué le estas prestando atención en este tiempo? En términos prácticos es mucho mejor prestarle atención a la voz de Dios. Hacer lo contrario es hacerse vulnerable y exponerse a ansiedades, temores, preocupaciones y contiendas.

En muchas ocasiones los ruidos a nuestro alrededor provienen de cosas que nosotros no podemos controlar. De modo que es mejor poner nuestra mirada en el Señor y nuestros oídos atentos a su voz. En términos proféticos es necesario prestarle atención a la voz de Dios, porque su voz trae la revelación que necesita nuestra alma. Te invito a que de forma consciente hagas ese ejercicio en estas próximas semanas. Apaga los ruidos a tu alrededor y escucha la voz de Dios. El va a hablar paz a tu corazón.

Pastor Mizraim Esquilín Carrero - Pastor MJ

Leave a Reply