fbpx
Today: Dec 2, 2020
Today: Dec 2, 2020

Notas del Pastor MJ: Jesus te está viendo.

¿Cuántos tienen una capacidad adecuada para ver? Yo personalmente utilizo lentes desde hace algunos 24 años. Tengo dificultades para ver de lejos y de vez en cuando mi visión tiende a nublarse un poco. Pero afortunadamente no se ha degradado con el paso del tiempo. Mantengo aproximadamente la misma receta, con muy poca variabilidad en mis lentes. En cambio, hay quienes tienen una visión perfecta. No tienen necesidad alguna de ayuda para corregir su vista. Pero nadie en este mundo se compara con Jesús, cuando de capacidad para ver se trata. Lee conmigo por favor las entre líneas de estos versos:

“y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra. Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. (Marcos 6:47-48)

Déjame explicarte los detalles de esta historia para que puedas comprender un poco mejor acerca de lo que quiero comunicarte. Los discípulos de Jesús se encontraban de noche, en una barca, en el medio del Mar de Galilea, batallando con un mar embravecido. Mientras ellos se encontraban en ese escenario, Cristo estaba orando en la orilla. El verso 47 dice que la barca en la cual se encontraban los discípulos estaba en el medio del mar. El Mar de Galilea tiene aproximadamente 8 millas de ancho. No hay luces por ningún sitio, no hay sistema de radar y hay vientos contrarios que dificultan las condiciones marítimas. Pero aún así, dice el verso 48, que Jesús les vió. La pregunta que tenemos que hacernos es la siguiente: ¿Cómo logra Jesús ver a sus discípulos desde la orilla, en semejantes condiciones? La gran respuesta: Hay cosas que para los seres humanos son imposibles de ver pero no para Jesús. Jesús puede ver más allá. Jesús siempre vé más allá.

Esta es una palabra esperanzadora porque lo que nos dice es que no importando nuestras luchas, podemos estar confiados de que Jesús nos vé. Jesús vé tus dificultades, Jesús vé tus batallas, Jesús vé tu esfuerzo. Cuando piensas que vas a desfallecer, que no vas a tener las fuerzas para continuar o que tu travesía va a llegar a su fin; ten por seguro; Jesús te está viendo.

Pero todavía más hermoso, Jesús no solo los vió, sino que decidió llegar a donde ellos se encontraban. Pero lo hizo de una manera extraordinaria. Jesús utilizó aquello que le estaba causando dificultades a sus discípulos para acercarse a ellos. Si; los vientos contrarios habían convertido aquellas aguas en un mar embravecido. Fue sobre aquellas mismas aguas que Cristo decidió caminar para acercarse a aquellos a quienes El amaba entrañablemente. ¿Sabías tu que Cristo puede utilizar aquello que te está ocasionando dificultades serias en este tiempo para acercase a ti? Tu problema, tu adversidad, tu lucha puede convertirse en el vehículo sobre el cual Jesús va a caminar, para llegar a donde tu estás y mostrarte su Gloria.

No desmayes, esa es la invitación. Puedes sentir que en medio de los mares embravecidos de tu vida estás solo, estás sola. Pero no lo estás. A través de la noche oscura, a través de los vientos contrarios, aún através de los mares embravecidos, Dios tiene sus ojos puestos sobre ti. El siempre vé, nunca te ha desamparado y ha prometido llegar a donde tu estás para mostrarte su Gloria.

Leave a Reply