fbpx
Today: Jun 13, 2021
Today: Jun 13, 2021

Notas del Pastor MJ: La mejor parte

El evangelio de Lucas es el evangelio con mayor cantidad de historias acerca de mujeres que existe. Este libro también es el libro con mayor cantidad de historias relacionadas a personas marginadas por la sociedad, incluyendo historias de ancianos, publicanos y personas de necesidades particulares. El autor tenía una empatía por aquellos que no siempre eran considerados por otros. Creo que esto tiene que ver con su vocación de médico. Hay una historia en particular acerca de dos hermanas que comunica un mensaje muy relevante. En esta historia, una de las hermanas estaba enfocada en la obra que estaba realizando para el Señor, mientras que la otra estaba enfocada en pasar tiempo con el Señor. Jesús hace una distinción de ambos casos, concluyendo lo siguiente:

Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada. (Lucas 10:41-42)

Más que afanarse en aquello que hacemos para Dios, es mucho más importante y mucho más significativo buscar estar en su presencia. Ambas cosas no son iguales. De hecho, hay una diferencia tan marcada que lo primero nos puede conducir a apartarnos del Señor. Puede sonar irónico, pero es precisamente lo que vemos en esta historia. Marta no había podido estar con Jesús, aun cuando él se encontraba en su casa; porque ella estaba muy ocupada en su servicio para él. En cambio, su hermana decidió estar con Jesús, enfocado en él. A esto Jesús le llamó “La mejor parte”.

Lo fascinante de esta historia es que es contada desde la perspectiva de dos mujeres. Dios ha dotado a la mujer de una capacidad para realizar múltiples tareas a la misma vez. Pero Jesús le dice a Marta que no puede hacer “multitasking” en su presencia. El le estaba diciendo a ella que quería toda su atención, toda su adoración, porque eso representa el obtener “La mejor parte”. Poder ver esta historia desde el lente de dos mujeres nos regala una enseñanza poderosa. Podemos ser muy capaces, muy laboriosos y muy efectivos en todo lo que hacemos. Pero en lo que respecta a nuestra relación con Dios no podemos admitir transacciones. El estar junto a él siempre debe ser nuestra prioridad.

Hoy en día hay muchos afanes que nos pueden separar de tener un tiempo junto a nuestro Señor. Curiosamente, hoy en día uno de esos afanes es poder asistir al templo. Ante las limitaciones que actualmente tenemos en materia de grandes reuniones, es un hecho que no siempre vamos a poder tener la oportunidad de asistir a la iglesia como queremos. Pero; ¿qué tal si haces una prioridad el pasar un tiempo junto a él, no importando en donde te encuentres? Esa es la mejor parte. De igual forma, no dejes que otros aspectos limitantes de esta temporada de pandemia te llenen de afanes que te separen de la presencia de Dios. El afán de querer hacer, de querer salir, de querer volver a una cierta normalidad puede calar profundo en tu mente y en tu corazón. Pero si pasas tiempo a solas con Jesús, puedes hallar deleite y paz para tu alma.

Recuerda; no se trata de las muchas cosas. Lo que cuenta es obtener “La mejor parte”. ¿Cuál va a ser tu decisión?

Leave a Reply