fbpx
Today: May 14, 2021
Today: May 14, 2021

Notas del Pastor MJ: Tenemos un Salvador misericordioso

Estuve leyendo como parte de mis devociones un texto que cautivó mi corazón. Este verso revela un lado de la misericordia de Dios que es sencillamente extraordinario. Jesús tiene compasión de nosotros.

María, cuando llegó a donde estaba Jesús, al verle, se postró a sus pies, diciéndole: Señor, si hubieses estado aquí, no habría muerto mi hermano. Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, Juan 11:32-33

A manera de ofrecer el contexto de esta historia, Jesús se encuentra frente a un cuadro de mucha carga emocional. María, le está reclamando a Jesús acerca de su retraso para atender la enfermedad de su hermano Lázaro. La Fe de esta mujer era de tal naturaleza que ella estaba segura de que si Jesús hubiera llegado a tiempo, su hermano Lázaro no hubiera muerto. Jesús escuchó los reclamos de María (él siempre escucha nuestros reclamos) y al escucharle ocurrieron dos cosas. Dice la Biblia que lo primero que ocurrió es que Jesús se estremeció en espíritu. Cuando uno estudia de cerca esta expresión lo que se desprende es un sentido de frustración y coraje. Ver este tipo de emociones departe del Dios encarnado es algo muy interesante. Uno podría pensar que esta reacción de Jesús está relacionada a nuestra vulnerabilidad a padecer enfermedad y muerte, por nuestra condición de pecado; cosa que no era la intención original del Padre al principio de la creación. Lo segundo que ocurre es que Jesús se conmovió. El se inquietó y su corazón se acongojó por lo que estaba ocurriendo. Todo esto apunta a una verdad extraordinaria: A Jesús le importa nuestro dolor.

Lo mismo que ocurrió en esa historia ocurre a diario cuando tu y yo vamos delante de la presencia de nuestro Señor. Jesús siente compasión de nosotros. El siente compasión de aquellos que están en necesidad, de aquellos que se sienten despreciados, abandonados, afligidos, angustiados, confundidos y atemorizados. El siente compasión de aquellos que no saben cómo atender las necesidades inmediatas, de aquellos que no conocen como manejar el mañana y de aquellos que arrastran con las cargas de un pasado lleno de culpas. Cuando estás batallando con un conflicto difícil, el tiene compasión de ti. Cuando tus fuerzas no dan a vasto, él tiene compasión de ti. Cuando sientes que estás llegando al límite, y que lo que está rodeándote parece más grande que tu capacidad para mantenerte de pie, él tiene compasión de ti. Pero lo más hermoso, es que no solamente él está interesado en tu dolor, sino que en su misericordia él ha prometido obrar a tu favor.

Jesús resucitó a Lázaro. Pero todavía más extraordinario, el resolvió el problema de nuestros padecimientos a consecuencia del pecado, al morir en la Cruz por ti y por mi. Quiere decir que tenemos un Salvador capaz y poderoso. Tenemos un Salvador misericordioso, que se interesa por nosotros, porque nos ama.

Leave a Reply