Vida AMEC: Ministerio de Misiones - La Gran Comisión

Dios les Bendiga, soy la Dra. Lorna Oyola, pertenezco al equipo de misiones de la Iglesia AMEC Casa de Alabanza y hoy quiero hablarles sobre las misiones, específicamente sobre La Gran Comisión.

¿Cuál es su pensamiento cuando escucha la palabra misión? Tal vez lo relaciona a una orden o una persona con un propósito especifico asignado, sepa usted que no esta tan lejos del significado. Misión, según el diccionario Oxford, significa: Trabajo, función o encargo que una persona debe cumplir.

Todo comienza con el amor de Dios, el cual envía a su único hijo para remisión de nuestros pecados, con la finalidad de otorgarnos la vida eterna por medio del conocimiento de Cristo.
Jesús fue el misionero perfecto, quien llevo el mensaje de salvación y vida eterna sin discriminar: etnia, cultura, religión, condición física o moral, etc. También identificó en su recorrido la necesidad de más obreros para compartir el mensaje transformador.  Mateo 9: 35-38 Versión NTV, nos menciona:

35 Jesús recorrió todas las ciudades y aldeas de esa región, enseñando en las sinagogas y anunciando la Buena Noticia acerca del reino; y sanaba toda clase de enfermedades y dolencias. 36 Cuando vio a las multitudes, les tuvo compasión, porque estaban confundidas y desamparadas, como ovejas sin pastor. 37 A sus discípulos les dijo: «La cosecha es grande, pero los obreros son pocos. 38 Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos».

Así identifico la necesidad de personas dispuestas a trabajar, para que su reino en la tierra fuera expandido. Una vez completada su misión delegó la continuidad de su trabajo como misionero; pero ¿a quienes les asigno La Gran Comisión? En Mateo 28: 16-20 versión NTV dice:

16 Entonces los once discípulos salieron hacia Galilea y se dirigieron al monte que Jesús les había indicado. 17 Cuando vieron a Jesús, lo adoraron, ¡pero algunos de ellos dudaban!
18 Jesús se acercó y dijo a sus discípulos: «Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 19 Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones,[a] bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. 20 Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos».

Jesús cumplió su misión por amor a cada uno de nosotros y es su voluntad que cada persona tenga un encuentro con El. Es por eso que nos delegó el mensaje de salvación y vida eterna a todos aquellos que hemos tenido la bendición de conocerle, para que por amor a nuestro prójimo, que se encuentra sin esperanza y dirección, perdido en las tinieblas, podamos ser vasos suyos útiles, mostrando su amor a través de nosotros siendo sal y luz del mundo.

Hoy es un buen día para meditar sobre esto:
  • ¿Estoy consciente de lo que es la Gran Comisión?
  • ¿Estoy cumpliendo con ella?

Si su respuesta a las anteriores preguntas es no, les tengo una buena noticia; hoy es un buen día para comenzar. Identifique aquellos que usted conoce y que aún no han tenido un encuentro con Cristo. Comience a orar, pídale al Señor le permita evangelizar a aquellos que lo necesitan. No tenga temor en presentar al Salvador de su vida, recuerde que la palabra de Dios y el Espíritu Santo son suficientes para convencer de pecado y producir arrepentimiento, mostrándoles el camino hacia la vida eterna.

Anímese, comparta con otros la bendición de ser libres en Cristo y verá que estas experiencias serán de regocijo a su vida.
Posted in
Tagged with ,

No Comments


Categories

Archive

 2022

Recent

Tags