Notas del Pastor MJ: Sentido de propósito

Andar por la vida sin un propósito definido es mucho más peligroso de lo que podríamos pensar.  Hay un viejo proverbio que dice “Al barco que no conoce su puerto cualquier viento le es contrario”.  Con certeza, aquellos que no conocen a dónde se dirigen, enfrentan muchas luchas en el camino.  Esto es muy cierto y está estrechamente relacionado al sentido de propósito.  Si uno piensa que la vida no tiene significado y camina sin dirección, tarde o temprano todas las demás cosas se afectan.  Cosas tales como la toma de decisiones, planes para el futuro, formar y/o mantener relaciones y escoger una carrera pueden tornarse en situaciones muy difíciles.  Esto a su vez puede detonar en episodios de depresión y/o ansiedad, provocados por la incertidumbre y ese sentimiento de estar perdidos.

A todos nos ha ocurrido en mayor o menor grado.  Es importante entonces reconocer que tenemos que regresar a los brazos de aquel que ha definido nuestro propósito, desde antes de que naciéramos.

“Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria.  Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba; y me dijo: Mi siervo eres, oh Israel, porque en ti me gloriaré.” (Isaías 49:1-3)

El profeta estaba claro de cual era su llamamiento.  Esto le brindaba un sentido de propósito a su vida, que a su vez le investía de la fuerza y la tenacidad necesaria para enfrentar los retos que tenía consigo.  Es exactamente eso lo que necesitamos tu y yo para no sucumbir ante nuestro escenario de vida.  Tenemos que afirmarnos en el llamamiento que Dios nos ha hecho y dejar que ese llamamiento defina nuestro propósito de vida.  El Apóstol Pablo le decía a Timoteo que Dios nos ha llamado con un llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo (2 Timoteo 1:9).  Ese propósito de Dios nos viste de la fuerza y la tenacidad necesaria para enfrentar los retos que tenemos frente a nosotros.

¿Qué tal si en vez de sucumbir ante la ansiedad y la depresión que produce la falta de propósito, nos anclamos al llamamiento de Dios para con nosotros?  No es necesario que vivas de continuo sin rumbo y con dificultades para trabajar con tus metas, decisiones, relaciones y proyectos de vida.  Dios ha definido un llamamiento para ti y ese propósito puede brindarte la dirección que necesitas.  Solo hace falta que te afirmes en Dios.  Afirma tu vida en sus promesas para ti, en su plan perfecto y encontrarás ese propósito de vida que necesitas para caminar sin vacilar.

No Comments


Categories

Archive

 2023

Recent

Tags