Notas del Pastor MJ: Padre perdónalos

La historia de la Cruz nos regala muchas estampas distintas. Una de las más conocidas es la que está relacionada a las palabras que Cristo pronuncia desde la cruz. Es costumbre venir a escuchar lo que se conoce como el “Sermón de las siete palabras”, el cual se predica en muchas iglesias como parte de las experiencias de la celebración del viernes santo. Aquello que se le conoce como las siete palabras, son siete expresiones que Cristo Jesús hace, mientras está en la cruz y han sido recogidas para la posteridad a través de los cuatro evangelios.

Los historiadores aseguran que la primera persona que se dedicó a analizar las siete palabras fue un monje llamado Arnaud de Nonneval, en el siglo 12. Es ahí que cobra auge el estudio teológico de las mismas. Pero fue un señor llamado Roberto Berlamino (1542-1621) quien escribe el primer tratado acerca las siete palabras. Desde entonces se propaga la costumbre de este tradicional sermón. Como es obvio, luego de siglos y siglos de estudio, hay mucho que mencionar acerca de este tema. Pero si hay algo que me gustaría destacar en estas líneas es la primera de estas expresiones. Creo que el mensaje de la cruz se encierra en la primera frase que Cristo pronuncia:

Padre perdónalos porque no saben lo que hacen - Lucas 23:34
 
Uno podría cometer el error de pensar (por el momento en el cual Cristo dice esto) que Cristo se estaba refiriendo a los soldados que le clavaron cuando dice estas palabras; pidiéndole perdón al Padre, a nombre de aquellos que le clavaron en la cruz porque no tenían idea de quien era él. Sin duda alguna, los soldados que le clavaron en la cruz son responsables de su crucifixión. Pero también lo fue Pilato, Herodes, los miembros del sanedrín y la muchedumbre que gritó Crucifíquenle. ¿Pero sabes quién más es responsable de esa crucifixión? Tú y yo. Sí, nosotros somos responsables de que el Padre haya puesto a su hijo Jesús en ese lugar, porque fue para perdón de nuestros pecados, para nuestra justificación y para nuestra salvación que Jesús murió en la cruz. Entonces esa petición de parte de Jesús, mientras le decía al Padre “perdónalos porque no saben lo que hacen” nos incluye a ti y a mí. Pero es sencillamente impresionante que en el momento de su dolor y de su angustia, en vez de exclamar “Padre repréndelos” ó “Padre enjuícialos, trae castigo sobre de ellos”, Cristo lo que pide es perdón.¡Cuán grande es la misericordia de Dios para con nosotros! Es una misericordia que le movió a mirar por encima de nuestra condición para concedernos el regalo más hermoso, salvación y vida eterna. El Padre ha escuchado la petición del hijo y a través de su sangre hay perdón de pecados, salvación y novedad de vida para todo aquel que le recibe.

Te invito a que esta semana santa asistas a una iglesia en donde se predique el mensaje de Jesús. Las puertas de nuestra Iglesia AMEC Casa de Alabanza en Canóvanas están abiertas y si deseas asistir a uno de nuestros servicios estaremos más que honrados con tu presencia. Saca un tiempo para que puedas recibir de la Palabra de Dios y para que pueda celebrar y agradecer el amor más grande disponible para ti. 

No Comments


Categories

Archive

 2023

Recent

Tags