836 • El Heraldo Digital – Institucional • Volumen XVII • 20 de febrero 2022

La Carta a los Efesios: una carta para la Iglesia en el mundo post-Covid (pt. 2) Reflexión por el Pastor/Rector: Mizraím Esquilín-García 836 • El Heraldo Digital – Institucional • Volumen XVII • 20 de febrero 2022

“El plan de Dios, que se cumplirá a su debido tiempo, es poner bajo el mando de Cristo todo lo que hay en el cielo y en la tierra.” (Efe 1:10 PDT)

La Carta a los Efesios ha sido seleccionada para continuar estudiando el tema de la oración. Esta
carta también se presenta como un plan de trabajo para preparar a la Iglesia para el tiempo del fin. Esto incluye el plan de trabajo para hacerle frente a los retos que estos tiempos presentan.
Gran parte de los datos que compartimos aquí han formado parte de las reflexiones que hemos
publicado durante las pasadas 31 semanas. Damos gracias al Señor por ese privilegio.
Ya damos por sentado que tenemos que aceptar unas realidades que habíamos adelantado hace
cerca de 18 meses. En primer lugar, el COVID-19 llegó para quedarse entre nosotros como una
enfermedad endémica, una enfermedad más. En segundo lugar, todo el mundo va a tener que lidiar con el COVID-19, sea por virtud de que se haya enfermado o por virtud de haberse vacunado. Hay una buena noticia que sobrepasa todo esto. La Biblia dice que el COVID-19 no es la última palabra y que el plan de Dios es el que se cumplirá a su debido tiempo. La emergencia provocada por este virus se va a acabar. Es seguro que aparecerán otros retos mundiales a la salud, a la economía, a las comunicaciones, al orden sociopolítico, etc. No obstante, ninguno de ellos será el que le ponga el punto final a nuestro mundo tal y como lo conocemos. La Biblia dice que la tierra y el mundo le pertenecen a nuestro Dios:
“1 De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. 2 Porque él la fundó sobre los mares, Y la afirmó sobre los ríos.” (Sal 24:1-2, RV 1960)
En otras palabras, el mundo entero camina, queriendo o sin querer, sabiéndolo o sin saberlo, hacia el cumplimiento del plan de Dios. Esto es lo que Pablo nos dice en el primer capítulo de la carta a Los Efesios.

Sabemos que hay personas cuestionándose por qué Dios envió o permitió esta crisis de salud
mundial. Gracias sean dadas al Señor que esa pregunta puede ser contestada, en este caso, con mucha certeza. Dios le ha concedido libertad a los seres humanos para que hagamos lo que queramos. Esa libertad de acción no está exenta de sus consecuencias.

En el caso del COVID-19, todos los caminos conducen a que este virus se escapó de un
laboratorio en China y que el error garrafal que se cometió aquí fue que no se advirtió al mundo entero que esto había sucedido. Repetimos, el problema no radica en la experimentación, sino en el silencio de las autoridades Chinas y de la Organización Mundial de la Salud.
¿Por qué excluimos la experimentación? Lo hacemos porque es precisamente el proceso de
experimentación lo que nos permitió poder avanzar en el desarrollo de las medicinas y de las vacunas con las que contamos. ¿No se ha preguntado usted por qué fue que los chinos pudieron presentar casi inmediatamente el genoma (la estructura) de este virus? La ventaja detrás de todo esto es que ese genoma nos permitió identificar modelos de ingeniería, de biología molecular, de replicaciones genéticas para desarrollar la vacuna y poder entender mucho mejor esta enfermedad.

En otras palabras, no fue Dios el que causó esto: fuimos nosotros. ¿Por qué Dios no lo impidió?
Es importante señalar que Dios respeta el ejercicio de nuestra libertad. Tanto es así que la Biblia dice que nosotros podemos hasta rechazar la gracia de Dios. Lea el pasaje de Mateo 23:37 para que observe que el anhelo del corazón de Dios era juntar y salvar a Jerusalén, pero la gente de esa cuidad rechazó esa invitación.

Otra respuesta para esta pregunta gira alrededor del ejercicio de la soberanía de Dios. Esto es, lo
que nosotros no vemos ni sabemos que Dios sabe y conoce, y que forma parte de estos planes mundiales.

Ahora bien, el mundo se está preparando para el desarrollo de una sociedad post-Covid. ¿Qué
cosas debemos esperar que ocurran? ¿Cuáles serán los cambios y las transformaciones que
experimentaremos a nivel mundial como parte de ese nuevo orden social y mundial?

Hay varias instituciones serias que han estado investigando este tema y tratando de discernir las
respuestas para estas preguntas. Hay otras no tan serias que no merecen que les prestemos atención.

Sabemos que hay propuestas acerca de avances tecnológicos que hace algunos años resultarían
inimaginables. Sin embargo, un proverbio científico dice que si lo podemos pensar lo podemos realizar.

Existen propuestas a corto, a mediano y a largo plazo respecto a todo esto.
Una de las instituciones serias, el Pew Research Center publicó un documento en Junio del año
pasado (2020) adelantando respuestas a corto plazo (2030) para muchas de las necesidades que estamos conociendo actualmente. Es importante destacar que estas respuestas no tienen que ver con el COVID-19 y sí con los cambios que vamos a experimentar. Ese documento posee 133 páginas. 1 Uno de los puntos claves del informe del Pew Research Center es el desarrollo de tecnología y de metodología para lidiar con los issues de la privacidad y de la desinformación. Estos aspectos han sido claves, particularmente por la cantidad información errada que vemos en las redes. En ocasiones esto se hace a propósito y con el fin de aumentar el número de visitantes a algunas páginas para así poder monetizar, aumentar las ganancias de algunas personas.
Los expertos consultados por esta institución desatacan que este desarrollo va a ir de la mano de
la disminución acelerada de la resistencia a la globalización.

Esto irá de la mano de un aumento drástico en el activismo y la participación ciudadana, por
virtud del incremento en la conectividad (internet para todos). Esto provocará reformas políticas y
gubernamentales que serán significativas.

Los desarrollos tecnológicos serán “ofrecidos” como medidas proactivas a problemas de salud y
de economía como los que enfrentamos hoy. El informe de Pew no lo dice así, pero el gobierno de Israel utilizó de manera exitosa unas aplicaciones en la red (a nivel de los teléfonos de todos sus ciudadanos) para lidiar con los efectos de esta pandemia. Los resultados fueron extraordinarios. Solo considere que los niveles de vacunación en ese país alcanzaron el 90 % en muy pocas semanas.

El informe del Pew Research Center apunta a grandes innovaciones para tratar con nuestra salud
física y mental y grandes cambios en los sectores que trabajan con este tema (el de la salud). Así también tendemos que prepararnos para enfrentar una reforma en los sistemas de educación y de trabajo. Estos cambios procurarán lidiar con las tendencias observadas en sociedades con múltiples capas. Así también con transformaciones sustanciales en las grandes economías y en la formas de hacer riqueza y de ganar el sustento.

Los expertos consultados por esta institución señalan que aunque el 2030 aparentará ser similar a
los que tenemos hoy, sus substratos habrán cambiado dramáticamente. Hay que señalar con
responsabilidad un dato muy importante en toda esta discusión. Sabemos que hay un sector significativo de las sociedades que le hicieron saber a los encuestadores del Pew Research Center que en muchas ocasiones la tecnología ha estado produciendo más problemas que los que puede resolver.

Una de las áreas en los que veremos cambios mayores será en el campo de la Inteligencia
artificial (A.I. por sus siglas en inglés). Estos cambios procuran lidiar con el desfase señalado en el
párrafo anterior.

La Inteligencia Artificial parte de la premisa de que la tecnología es solo una herramienta. A base
de esa apreciación, estos son algunos de los proyectos con los que se está trabajando para impactar el futuro a corto y a mediano plazo.
- Internet para todos.
- Ropa que acumula energía como una batería utilizando nuestro sudor. 2
- Realidad virtual táctil o de la epidermis. o Se ha propuesto hacer esto con los teléfonos celulares, implantándolos en los antebrazos.

1 https://www.pewresearch.org/internet/2020/06/30/experts-predict-more-digital-innovation-by-2030-aimed-at-enhancing-democracy/
2 https://www.sciencefocus.com/future-technology/future-technology-22-ideas-about-to-change-our-world/. - La clonación del cerebro en PC de altas capacidades,  3 y/o mediante la nanotecnología para extraer información de nuestros cerebros para ser almacenada en dispositivos con Inteligencia Artificial. o Esto está siendo considerado como un tipo de re-encarnación. 4 - Inteligencia Artificial para operar todo lo referente a nuestras residencias.
- El desarrollo de frecuencias para la transmisión utilizando ondas en milímetro en vez del
espectro actual de 24GHz y 100GHz. o Las ondas actuales son relativamente cortas
- Microcélulas, “femtoceldas” y “picocélulas” que sirven como repetidores (“relays”) en
pequeñas áreas para aumentar la comunicación.
- Mega constelación satelital: miles de satélites adicionales surcando el espacio alrededor del
planeta.
- Antibióticos que surgen del mar. o Se sabe que la comunidad de Surfers parece ser inmune a muchas enfermedades comunes al resto de la humanidad. Esto ha provocado el estudio de la relación del mar con esta clase de inmunización.
- Suturas quirúrgicas que detectan infecciones. 5
- Aplicaciones para realizar censos acerca de salud, controles poblacionales, acceso a
medicinas, vacunas y servicios de salud.
- Incendios forestales que se detienen usando ondas de sonido producidas por drones.
- Ropas que monitorean signos vitales (respiración, ritmo cardiaco, azúcar, etc.)
- Etiquetas inteligentes para los alimentos (cambian de color y/o de textura cuando expiran)
- Baterías para autos eléctricos que se cargan en 10 minutos.
- Aeropuertos para drones y para taxis aéreos que transportan cargas.
- Automóviles y camiones que no necesitan conductores.
- Neuronas artificiales en micro chips y en chips de silicón.
Faltan aquí las propuestas acerca del medio ambiente y de la obtención de energía por medio
del calentamiento del océano.
Para lidiar con el tema de la privacidad y el acceso a la información se ha propuesto el desarrollo
de “ledgers” (libros de administración y de contabilidad) digitales descentralizados; datos diseminados en muchos lugares. La identificación es provista mediante unos cálculos complejos que son distintos para cada sector en el que se almacenan estos datos. 6
El tema del acceso y del control de las dinámicas del poder está diseminado en todas estas
discusiones. El mundo parece estar preparándose para resignarse a aceptar la consolidación de esos centros de poder y de las dinámicas de poder que estos manejan.
En fin, el mundo está cambiando y eso se va a acelerar luego de la pandemia provocada por el
COVID-19.
¿Qué relación tiene todo esto con la carta a los Efesios? La carta a Los Efesios fue escrita en un
ambiente en el que se experimentaban muchos cambios. Roma estaba surgiendo como un Imperio mundial y su “pax” romana era impuesta en todas partes con el apoyo de su aparato militar. El César de turno era considerado un dios: señor (“kurios”, G2962). Ese imperio estaba siendo desarrollado para ser luz, eterno y glorioso.

Uno de los problemas con esa clase de hegemonía era que los líderes de ese imperio no parecían
haber aprendido a respetar a sus ciudadanos. Un ejemplo de esto lo tenemos con Augusto César
aplastando a Egipto y a Marco Antonio.

Esto ocurrió en la batalla de Accio, en los albores del primer
3 https://www.youtube.com/watch?v=nUeWvtZ7crw
4 https://engineering.eckovation.com/11-future-technology-will-change-world/
5 https://www.sciencefocus.com/future-technology/future-technology-22-ideas-about-to-change-our-world/
6 https://cult.honeypot.io/reads/20-technologies-and-innovations-2022-2030/ siglo de la Era Cristiana (2 de septiembre de 31 A.C).

Octavio Augusto (63 A.C- 14 D.C) impuso su poder político y económico para luego tener que
cederlo con su muerte a Tiberio (42 A.C- 37 D.C). La madre de Tiberio se había casado con Octavio
Augusto en el año 39A.C. O sea, que el poder político para gobernar el mundo conocido residía en el mismo grupo pequeño. Ellos no dependían de sus capacidades y sí de pertenecer a lo que Daniel P. Moynihan llamaría cerca de dos milenios más tarde con la frase “gobierno permanente.”
Este emperador, Tiberio, decidió gobernar desde la isla de Capri, cerca de Nápoles, dejando en
Roma a un cónsul llamado Sejano. Este cónsul operaba como “Tiberio en ausencia”.
La vida libertina en Capri y en Roma forma parte de los documentos históricos que han
sobrevivido para la posteridad. Cualquier parecido con el libertinaje actual, patrocinando el desarrollo de figuras tales como Jeffrey Epstein no es una casualidad.
Esta clase de libertinaje fue el caldo de cultivo para que subieran al poder figuras como Calígula
y como Nerón. Las atrocidades cometidas por estos emperadores huelgan. Nerón quemó la ciudad y le echó la culpa a los Cristianos. Cualquier parecido con lo que está sucediendo en estos tiempos tampoco es casualidad. Hoy en día, algunos hombres y algunas mujeres deciden renunciar a la identidad que Dios le dio desde que estaban en los vientres de sus respectivas madres, y la Iglesia tiene la culpa. Estos se han atrevido a decir que la Iglesia tiene la culpa porque se opone a la legalización de sus agendas.

Nerón era hijo de una bisnieta de Octavio Augusto y sobrino materno de Calígula. Cuando
Calígula fue asesinado (en esas esferas la gente no solía durar mucho tiempo), subió al poder su tío Claudio. Este decidió adoptar al hijo de su tercera esposa. El nombre de ese muchacho era Claudio Nerón César Druso.
Nerón subió al poder en el año 54 D.C. Es este el emperador que decide enviar las legiones
romanas a aplastar la revuelta de los judíos en el año 66 de la era Cristiana. Es este el emperador que mantenía preso al Apóstol Pablo y al Apóstol Pedro en la cárcel Mamertina; en fechas distintas. Es este el emperador de turno cuando Pablo escribe desde allí la Carta a la Iglesia establecida en Éfeso.

Las toxinas que esta camada de líderes mundiales sembraron en el quehacer sociopolítico del
imperio romano fue el génesis de su caída estrepitosa. La Biblia lo dice de una manera mucho más elocuente:
“7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también
segará.” (Gál 6:27)


Pablo le escribe a esa Iglesia localizada en el imperio que dominaba Nerón. Pablo estaba preso
por virtud de una orden de Nerón. De hecho, Nerón ordena que Pablo sea ejecutado un poco después de que el Apóstol escribiera esta carta.

No obstante, aunque Pablo no menciona a Nerón en su carta, nos deja saber que Nerón no es el
señor (“kurios”, G2962): Cristo es el Señor. Y no solo es Señor, sino que en muchas ocasiones él dice que es nuestro Señor. Pablo usa este concepto de forma repetitiva: 27 ocasiones en esta carta. Veamos algunos ejemplos de esto:
- Cristo es nuestro Señor “3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,” (Efe 1:3)
“17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,” (Efe 1:17)
- El propósito eterno no está en Roma: está en Cristo Jesús nuestro Señor.
“11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor,” (Efe 3:11)
- No es ante Nerón que nos arrodillamos; lo hacemos ante Cristo nuestro Señor. No es Roma la
que nos da identidad. Es el Padre Celestial en Cristo:
“14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15 de quien toma
nombre toda familia en los cielos y en la tierra,” (Efe 3:14-15)

- Pablo está preso por Nerón. Él está preso en el Señor; el único Señor.
“1 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis
llamados,” (Efe 4:1)

- Cristo es el único Señor
“5 un Señor, una fe, un bautismo,” (Efe 4:5)
- Es Cristo el Señor el que establece cómo debemos andar y cómo debemos comportarnos.
“17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la
vanidad de su mente,” (Efe 4:17)

- No somos luz en el poder de Roma: es en Cristo el Señor
“8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz”
(Efe 5:8)

- La voluntad que hay que entender no es la de Roma; es la del Señor.
“17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.” (Efe 5:17)

Hay muchos versos adicionales que podemos citar acerca del Señorío de Cristo en esta carta. Es
obvio que Pablo no le tiene temor a Roma, a Nerón, ni a la muerte. Pablo sabe que Roma va a desparecer en algún momento. Él lo sabe y lo expresa haciendo las aseveraciones que aparecen en el epígrafe de esta reflexión. Cuando todo esto termine aquí en la tierra el plan que se cumplirá no será el de Roma ni el de las potencias que imperan en el mundo post-Covid.
Pablo dice en esta carta que Nerón lo habrá apresado y lo sentenciará a la muerte, pero el final de
la historia será otro. El plan de Dios, que se va a cumplir a su debido tiempo, coloca al único Señor, a Cristo, al mando de todo lo que hay en el cielo y en la tierra. ¡Jesucristo es el Señor!
Este fue el mensaje de la Iglesia para la época del imperio romano. Este continua siendo el
mensaje de la Iglesia para el mundo post-Covid: Jesucristo es el Señor. No importa lo suceda en el futuro:
¡Jesucristo es el Señor!
Posted in
Tagged with ,

No Comments


Categories

Archive

 2022

Recent

Tags